Goodfellas; análisis breve de una película de gangsters

“Desde que tengo uso de razón siempre quise ser un gangster”. Con estas sinceras palabras comienza el protagonista, Henry Hill(Ray Liotta) después de realizar algo que sería cotidiano para él y sus amigos: una ejecución.

Lanzada en 1990 y dirigida por Martin Scorsese, se basa en una historia real, en la que el protagonista, un mafioso llamado Henry Hill que al verse amenazado por sus antiguos socios decide buscar ayuda del gobierno para que no lo manden a dormir con los peces.

Un poco de historia.

La película comienza con una ejecución, una actuación brillante que nos regala Joe Pesci como un loco terminando de matar a alguien con un cuchillo que le robo a su mama, este acto lo hace en la cajuela de un auto, y para verificar que las cosas se hayan hecho bien Jimmy(Robert De Niro) le mete unos balazos, solo por si acaso.

Es una escena que te invita a seguir viendo la película. Después de esto la historia se remonta a la infancia de Henry, cuando se metió en el mundo del hampa y conoció a los que de cierta forma serian sus mentores en la escuela de la calle Tudy y Paul Cicero.

Al inicio Henry comenzó desde abajo, realizando trabajos de mensajero, estacionando autos, mesero, corredor de apuestas etc. Más adelante conoció a Jimmy y Tommy y después los tres junto con otros “amigos” darían el golpe más grande hasta entonces: el robo Lufthansa.

Después de Lufthansa Jimmy fue el encargado de mandar al mas allá a sus cómplices para no repartir el dinero robado; 5 millones de dólares en efectivo. Piénsalo ¿por qué repartir una suma de dinero tan grande si te lo puedes quedar solo para ti?

Pero cometió un error y ese error fue querer eliminar a Henry, ahí es cuando Henry no tiene otra opción y se entrega con los federales para salvar su vida y la de su familia. Delata a los que habrían sido sus amigos. Al final nos muestra un Henry jodido, con un salario malo y una vida simple, todo aquello que Henry siempre odio.

Opinión

GoodFellas nos muestra una forma de operar de la mafia más real, más actual y de cómo probablemente es que trabajen día a día los embajadores del crimen.

Henry nos muestra desde sus inicios algo que es un común en casi todos los mafiosos, ser alguien diferente a los demás, vivir y tener cosas que no pueden tener de forma legal, y tomaba de referencia a su propio padre.

La escuela de la calle en la que creció Henry  le mostraron que la violencia era siempre una llave que podía abrir todo. Gracias a ella pudo abrir muchas puertas en su carrera delictiva; dinero, mujeres, alcohol, drogas… pero al final fue esta misma llave la que la que casi lo mata.

Carlos Austria on InstagramCarlos Austria on Twitter
Carlos Austria
Ing en sistemas, bebedor de cafe, redactor de blogs, con gusto por los autos y otras mas cosas
Cine, Opinion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *